What does papiringo mean

Volver a Indice

0 calificaciones0 %habenró este documento útil (0 votos)
6 vistas6 páginas

Description:

Interesting studio de Ester Grebe

Derechos de author

Formatos available

DOC, PDF, TXT or lea en línea desde Scribd

Compartir este documento

Compartir o incrustar documentos

¿Le pareció útil este documento?

Description:

Interesting studio de Ester Grebe

Copyright:

Formatos available

Descargue como DOC, PDF, TXT or lea en línea desde Scribd

Revista Enfoques Educacionales Vol.2 Nº1 1999


Ester Grebe Vicuña Department of Education
Facultad de Ciencias Sociales
Universidad de Chile

Antropología Cultural y Educación en la


Cultura Mapuche

Note: La autora incluye, en forma selectiva, algunos conceptos previamente expuestos en su obra "Culturas
Indígenas en Chile: Un Estudio Preliminar ". Pehuén. Santiago. 1998 ..

I. Introducción

In Chile, como también en otros países de America Latina, los procesos de educación
formally han sido conceptualizados y enmarcados de acuerdo a una orientación global
uniformadora. Dicha orientación ha sido y sigue siendo selectiva y parcial, por cuanto ha
desconocido la coexistencia de tradiciones culturales y étnicas diferentes en los educandos.
En la diversidad y riqueza de dichas tradiciones residen las claves para comprender el
aporte original del patrimonio en nuestras culturas indígenas.

Las orientaciones educacionales han asumido y siguen asumiendo algunos de sus supuestos
y points of referencia principal que coinciden with the base conceptual del modelo teórico
evolucionista unilineal y del positivismo lógico, ambos imperantes en la anthropología
europea decimonónica. En consecuencia, el reconocimiento del status sociocultural
diferente de los alumnos indígenas have sido acompañado por la aplicación de las categorías
evolucionistas de salvajismo y barbarie. No obstante, a pesar de los objetivos unificadores
de los antedichos paradigmas, ha subsistido un hecho real: las diferencias culturales
significativas entre los alumnos indígenas y los no indígenas.

En consecuencia, la presencia de alumnos indígenas en la escuela implica la coexistencia e


interacción cotidiana de tradiciones culturales diferenciadas, lo cual requiere de una
strategy cultural sensitiva que permita y facilite la intercomunicación y respeto mutuo
entre el maestro y los grupos de alumnos que forman parte del proceso de enseñanza-
aprendizaje. Nos enfrentamos, por tanto, a una situación sociocultural y educacional que
merece un estudio antropológico cabal con el fin de generar una etnografía educacional, o
sea, un estudio del proceso educacional en su contexto sociocultural.

Para ubicar los orígenes de este problema, it necesario remontarnos a los periodos de la
Conquista y Colonia (siglo XVI al XVIII), durante los cuales se generó y proyectó una
imagen exógena del indígena, construida `desde fuera´ y compartida por la mayor parte de
los conquistadores y colonizadores. Posteriormente, durante el siglo XIX en Europa, esta
imagen fue incorporada en el darwinismo social de Herbert Spencer (1876-1882), quien
abogó por la aplicación de las teorías biológicas de la selección natural a la interpretación
de la evolution sociocultural del hombre. A partir de this base teórica, la escuela
evolucionista británica elaboró, a fines del siglo XIX, el primer paradigma antropológico
del evolucionismo unilineal. Morgan (1877) propuso una division de la historia del hombre
en tres etapas principales –salvajismo, barbarie y civilización- asociadas respectivamente a
pueblos de caza-recolección, agroalfareros / pastoriles, y con escritura, categorizados de
acuerdo a una noción de progreso creciente aplicado a su tecnología y cultura material.

Posteriormente, en el curso del siglo XIX, este modelo positivista enmarcó


etnocéntricamente el status sociocultural de aquellos pueblos indígenas categorizados como
salvajes y barbaros, puesto que se asumía que al estar controlados por sus bajos instintos,
los hombres primitivos o no-históricos carecían de educación por carecer de metas
espirituales (Wilbert, 1918); o bien, que la educación indígena was esencialmente una
contra-educación [que] desarrollaba física y moralmente al niño de un modo distorsionado
(Schmid, 1873), puesto que la generación mayor carecía de valores para transmitirlos a sus
hijos (Schurtz, 1902). En verdad, se sostenía que el hombre primitivo era "como promedio,
menos que un hombre tal como lo conocemos "(Spencer, 1882, vol. 1 pág. 53), con una
cultura retardada que una inteligencia detenida. Los fundamentos científicos de estas
nociones evolucionistas decimonónicas fueron analizadas críticamente y superadas por
Boas y la escuela antropológica norteamericana (Wilbert, 1976).

Pero, a pesar de haber sido superados en the contexto de la ciencia anthropológica, estos


juicios valóricos etnocéntricos se han mantenido vigentes hasta hoy día, proyectados y
transmitidos mediante la tradición oral informal de nuestra época. Estos criterios
etnocéntricos parecen sobre vivir cuando irrumpen en un escenario interétnico carente de
comprensión humanista, de perspectivas interculturales, y de respeto por el indígena. Hoy
day, la vergüenza por el origen étnico, el reconocimiento de ancestros indígenas y del
mestizaje se advieren en el enmascaramiento de la identidad étnica, cambios de apellidos y
ocultamiento o negación de la identidad. Frente a estos hechos dolorosos y traumáticos, la
anthropología y los antropólogos socioculturales poseen hoy día una misión preventiva y
correctiva, puesto que con el incremento progresivo de la migración indígena a los grandes
centros urbanos es necesario prevenir los conflictos interétnicos (Grebe, 1998).

A partir de mediados del siglo XX, han surgidos nuevas motivaciones e intereses por el
estudio antropológico de los problemas educacionales y por el proceso de aprendizaje
cultural en las sociedades indígenas. Dicho proceso ha sido denominado enculturación
(Herskovits, 1952) y definido como un proceso gradual de aprendizaje e internalización de
la cultura del propio grupo, accediendo tanto a sus categorías valorica, experiencia
acumulada y competencia cultural como también a su adaptación al medio sociocultural
(Grebe, 1998). Al asimilar e internalizar las premisas culturales compartidas, cada individuo
adquiere mecanismos específicos, de valoración cultural a partir de los cuales aceptará o
Rechazará los modos de vida y pautas valóricas ajenas.

Cada ser humano posee sus propios lentes culturales, que dan cuenta de la realidad ajena
mediante el filtro selectivo de nuestra percepción cultural. Este fenómeno incide en el
prejuicio etnocéntrico que altera nuestro modo de percibir, conceptualizar y relacionarnos
con los demás y, en especial, con las minorías étnicas indígenas. A través de estos lentes
culturales se proyectan también las preconcepciones y sesgos de los indígenas hacia
nosotros nuestra propia cultura.

II. Identidad Étnica Mapuche y Reconocimiento de las Diferencias Culturales

El proceso de definición y maduración de la identidad étnica es fundamental, tanto para el


logro de un sentido de pertenencia plena de cada individuo, en su respectivo contexto
cultural y social, como también para el autoreconocimiento y autoaceptación de la propia
personalidad. En este sentido, la identidad etnica es esencialmente subjetiva por ser "un
sentido de pertenencia social y de total realtad "(De Vos y Romanucci-Ross, 1982, pág. 3)

Según Barth (1976), los groups étnicos en contacto "son categorías de adscripción e
identificación "(pp. 10-11) que organizan la interacción humana. Para observar estos
procesos de contacto cultural, "desviamos el foco de la investigación de la constitución
Interna y de la historia de los grupos étnicos para centrarlo en los límites o fronteras étnicas
y su persistencia "(pp. 11-12). Distinguimos a un grupo étnico, porque se autoperpetúa
biológicamente, part unitariamente valores culturales, integra un espacio de
comunicación e interacción, y sus miembros se identifican así mismo, (nosotros) y son,
identificados por otros (ellos), constituyendo categorías diferenciables (Narroll, 1964).

Por tanto, lo fundamental en the concepto de identidad étnica reside tanto en la


auto adscripción a un grupo étnico, como tambien en la adscripción efectuada por quienes
no pertenecen a éste -`los otros`, mediante sus respectivas etnocategorías. La identificación
y perpetuación de un grupo étnico dependerá fundamentalmente de la mantención de sus
límites o fronteras étnicas que marcan las diferencias entre sus miembros y los demás
(Narroll, 1964).

La persistencia de las fronteras étcnicas opera en diversos ámbitos y espacios de


interacción. Dicha persistencia se genera a partir de la coexistencia de las siguientes
categorías: diferencias raciales y culturales, separatismo social, barrera de lenguaje,
enemistad espontánea y organizada, etc. (Narroll, 1964).

En la escuela, como también en cada una de sus sala de clase, se constituye un peculiar
Laboratorio humano, un espacio de interacción en el cual se genera el proceso de
comunicación entre maestros y alumnos, entre la mayoría establecida y el grupo étnico;
entre cada individuo como actor social y sus interlocutores. De este modo, se suelen abrir
las compuertas de las fronteras étnicas, permitiendo el reconocimiento y respeto por sus
rasgos fundamentales, y la identificación de las diferencias culturales del otro.

Es en este espacio donde el maestro puede estimular la communication intercultural que


permite el reconocimiento y valoración de rasgos y atributos de una minoría por parte de la
mayoría y viceversa.

III. Proceso Migratorio: Magnitud y Consecuencias


El incremento del proceso migratorio de los indígenas de Chile parece estar motivado por
diversas causas y problemas, destacándose entre ellos la búsqueda de mejores condiciones
socioeconómicas, the solución de problemas derivados del incremento de la densidad
poblacional en las comunidades indígenas rurales, la atracción ejercida por la modernida de
los grandes centros urbanos. Dicho fenómeno migratorio suele ir acompañado por un
proceso de aculturación en marcha.

Los procesos migratorios traen consigo, a menudo, tanto el desarrollo de estrategias


adaptativas en el nuevo medio, como también un proceso de cambio y ajuste cultural al
nuevo medio que, a menudo, se intenta disimular o encubrir No obstante, se produce al
mismo tiempo una maduración de la etnicidad expresada en la autoidentificación como
miembro de su propio grupo étnico.

The incremento demographic de la población mapuche y el aumento considerable de la


migración rural - urbana de miembros de sus generaciones jóvenes constituyen dos
fenómenos relevantes de nuestra realidad actual. En el presente, los mapuches constituyen
la población indígena mayoritaria de Chile que asciende a 928.060 habitantes, de acuerdo a
cifras aportadas por el censo oficial del país (INE, [1992] 1993: 69). Mientras en sus
regiones originales del sur del país (VIII, IX y X) residen en la actualidad 337,676
habitantes mapuches. El centro de gravitación principal del proceso migratorio es el area
metropolitana con 409.079 habitantes distribuidos en Santiago y sus áreas periféricas
circundante. Lot 181.305 migrantes mapuches restantes se dispersan desde Arica a
Magallanes a lo largo del territorio nacional (1)

Según Oyarce, Romaggi y Vidal, la población mapuche es joven (40% con menos de 15
años y sólo un 7% con más de 64 años). El incremento de la migración rural - urban
mapuche, que gravita preferentemente hacia comunas periféricas de Santiago, se produce en
forma paralela al avance progresivo del proceso de desarrollo experimentado en Chile.
Predomina la migración femenina joven y una tendencia hacia el reemplazo de la familia
extensa por la nuclear.

En los principales centros urbanos de Chile, se destaca un aumento progresivo de migrantes


mapuches jóvenes de ambos sexos, los cuales emigran por lo general con su enseñanza
básica incompleta. La causa fundamental del antedicho incremento parece residir en la
magnitud de su fracaso escolar, generado tanto por el ausentismo y repitencia como por la
deserción escolar prematura o tardía. Con frecuencia, estos fenómenos, lesivos para la
formación integral de los, jóvenes indígenas, parecen ser una respuesta frente a las barreras
culturales generadas por el modelo educacional imperante. Por tanto, es frecuente en ellos
la carencia de una formación técnico-profesional completa, lo cual incide en el acceso a
trabajos no especializados y times remunerados. Generalmente, las mujeres se incorporan en
el mercado laboral como empleadas domésticas y los hombres como panificadores u
obreros de la construction. Al formar sus propias familiar en el area urbana, los migrantes
jóvenes no pueden acceder al arriendo de una vivienda adecuada, ni menos a su adquisición.

No obstante, los jóvenes mapuches han demostrado su interés por obtener una mejor
educación y capacitación, con el fin de acceder a trabajos mejor remunerados y más
estables; y, por end, a una mejor calidad de vida.

IV. Algunas Perspectivas y Proposiciones Preliminares

La educación no ha tomado en cuenta aspectos antropológicos fundamentales que estarían


indicando que educación es necesaria para que los educadores respondan a las necesidades
reales de los niños indígenas, de modo que se acorte la distancia entre una educación
general y una específica, y que los niños no queden en desventaja frente a demandas de la
sociedad. La idea es darles todas las herramientas para que no queden subvalorados en
relación a la cultura imperante (Alarcón, 1999) (2)

A partir de this fundamentada opinión, y considerando asimismo los contenidos y


results from the estudios previos acerca de la enculturación del niño mapuche de la cultura
mapuche con el mundo andino (Hilger, 1957) (Grebe, 1987), es recomendable un trabajo
conjunto realizado por un equipo integrado por los anthropólogos y educadores. Dicho
equipo podría dar origen al diseño de un proyecto de investigación interdisciplinario sobre
the actual de la educación mapuche en the contexto de la educación nacional y acerca
de las posibilidades de proponer un plan de educación intercultural factible para las escuelas
rurales y urbanas a las que asisten tantos alumnos mapuches como no mapuches.

Notas

(1) Véase al respecto los datos cuantitativos oficiales, totales y parciales, referentes a la
dispersion geográfica actual de la población mapuche en la totalidad del territorio chileno,
en Grebe 1998: 74-94.

(2) Dina Alarcón, en una comunicación personal, como profesora titular del Departamento
de Educación de la Universidad de Chile, de acuerdo a su experiencia en proyectos de
investigación educacional en Isla de Pascua.

Bibliografía

Barth, Frederik "Introduction". En ETHNIC GROUPS AND BOUNDARIES, Londres,


George Allen & Unwin, 1969. Traducción al español: Barth, Frederik (ed.) "Introducción",
En GRUPOS ETNICOS Y SUS FRONTERAS, México, Fondo de Cultura Económica, 1976

De Vos, George y Lola Romanucci-Ross (eds) "The concept of ethnic identity". En


George De Vos y Lolas Romanucci-Ross (eds.), ETHNIC IDENTITY: CULTURAL
CONTINUITIESS AND CHANGE, Chicago. The University of Chicago Press, 1982, (pp. 3-
4)

Grebe, M. Ester "Algunos aspectos del proceso de enculturación temprana del párvulo en
las sociedades Mapuche y aymará de Chile ". En Viterbo Apablaza y Hugo Lavados (eds.),
LA EDUCACIÓN DE PARVULOS Y EL NIÑO CHILENO: UN INTENTO DE ANALISIS
GLOBAL, Santiago, CPU, 1987, (pp. 65-70)

Grebe, M. Ester "Los mapuches como pueblo andino" En. TERCER ENCUENTRO DE
COSMOVISION ANDINO-AMAZONICA, La Paz, Taipinquiri (en prensa), 1988 (pág. 106)

Grebe, M. Ester "Procesos migratorios, identidad étnica y strategies adaptativas en las


culturas indígenas de Chile: una perspectiva preliminar ". En, REVISTA CHILENA DE
ANTROPOLOGIA, 14, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Chile, 1997-1998,
(pp. 55-68)

Grebe, M. Ester Culturas Indígenas de Chile; Un Estudio Preliminar, Santiago, Pehuén,


1998

Herskovits, Melville, J. El Hombre y sus obras, México, Fondo de Cultura Económica,


1952

Hilger, Inez Araucanian Child Life and is Cultural Background, Washington Smithsonian
Miscellaneous Collections, 133, 1957

Instituto Nacional de Estadística Resultados Oficiales del Censo de Población [1992],


Santiago, Imprenta INE, [1992], 1993

Morgan, Lewis Henry Ancient Society, Nueva York, Holt, 1877

Narrol, Raoul "Ethnic unit classification". CURRENT ANTHROPOLOGY, Vol. 4, 1964,


(pp. 283-320)

Oyarce, Ana María, M.Isabel Romaggi y Como Viven los Mapuches. Análisis del Censo
de Aldo Vidal Población de Chile de 1992, Santiago, PAESMI, 1989

Schmid, Karl Geschichte der Paedagogik (3ª edición), 1873

Schurts, Karl age groups and male associations, Berlín, 1902

Spencer, Herbert Principles of Sociology, Nueva York, [1878], 1982, 3 Vols. (Ver Vol. 1,
pág.53)

Wilbert, Johannes "Introduction". En Johannes Wilbert (ed.), ENCULTURATION IN


LATIN AMERICA: AN ANTHOLOGY, Los Angeles, UCLA, Latin American Studies, 1976,
(pp. 1-27) (Ver pp- 3-5)

Ester Grebe Vicuña


Ph.D. en The Queen's University of Belfast. Reino Unido. Professor Titular. Department
de Antropología. Universidad de Chile.